Una de las razones por las que en teoría es recomendable tener actualizado nuestro ordenador es precisamente por ser menos vulnerables a fallos del sistema, que en versiones antiguas pueden no estar tan presentes y ser resueltos tan rápido como en la última versión. Esto es lo que le habría pasado a un usuario de Windows 7, que entre otras cosas es una de las más utilizadas todavía por los usuarios de Windows. 


Un fallo que te deja sin espacio en el disco duro


Un usuario de Windows 7 en su versión de 64 bits ha compartido con el equipo de Microsoft que su disco duro se ha quedado sin espacio en la ruta de archivos temporales de Windows. Esta ruta es C:\Windows\Temp y en ella según este usuario se han generado cientos de archivos con un denominador común en su nombre, como es cab_XXXX_X. Cada uno de estos archivos tiene un peso de 100 megas y ante la lógica solución de borrarlos, este usuario ha visto cómo de la misma forma que unos desaparecen vuelven a aparecer otros nuevos del mismo peso hasta colapsar el espacio del disco duro.

Por lo visto este mal funcionamiento se debe a un error de la unidad de compresión CAB de Windows, que comprime el archivo de registro antes de que alcance el tamaño de 2GB, que es el máximo que CAB puede manejar. Este mal funcionamiento genera de forma indiscriminada archivos de 100 megas de peso sin control alguno que terminan por dejar sin espacio al disco duro del ordenador.


Existe una solución


Para poder este problema podemos poner en práctica una solución que no nos llevará demasiado tiempo. Esta consiste en ejecutar los servicios de Windowsescribiendo service.msc en la ventana ejecutar que podemos abrir con (Win+R) para buscar el servicio instalador de Windows para que cese la creación de los archivos.



Después abrimos el explorador de archivos y nos dirigimos a C:\Windows\Logs\CBS para renombrar todos los archivos de esa carpeta. Después vamos a C:\Windows\Temp y escribimos en el buscador cab* para que haga la búsqueda. Cuando aparezcan todos los archivos con este nombre en común los eliminamos todos. Ahora reiniciamos y deberíamos haber arrancado de raíz todo el problema. Ahora estos archivos CAB se deberían crear de forma correcta y con un tamaño contenido que no acabe con la memoria de nuestro disco duro.